Aquí, esperando una buena ola.

El surf es un deporte que consiste en deslizarse y hacer giros en una ola de pie sobre una tabla. Todo comienza cuando el surfista hace su primera maniobra: dejar de remar acostado sobre la tabla y pasar a la posición erguida, listo para deslizarse sobre la ola. Una vez el toma impulso en la bajada de la ola debe girar para escaparse de la parte de la ola que va rompiendo, de lo contrario la fuerza de la parte baja de la ola deja de impulsarlo, y se hace necesario que el maniobre con la inercia de la bajada para poder volver a subir. De no hacerlo, se dirigiría directamente a la orilla, y no podría recorrer la pared de la ola y la espuma de la ola rota lo alcanzaría rápidamente.

La velocidad como también el tamaño y la forma de las olas es donde radica la dificultad de este deporte. Las olas adecuadas son aquellas que evolucionan y rompen desarrollando la pared, ósea la parte de la ola que, al levantarse, levanta una superficie de agua sobre la línea horizontal, en diversas angulaciones o incluso en vertical. Es la parte de la ola sobre la cual el surfista navega. Esta puede llegar a medir mas de 2 metros de altura considerandose como una ola grande o una ola gigante. El sueño de todo surfista es encontrarse con la ola perfecta y realizar la maniobra reina del Surf: deslizarse por el interior del tubo que crea la ola al romper. La maniobra de mayor dificultad y espectacularidad. 

La vida también es así, los momentos mas espectaculares traen consigo las mas grandes dificultades, como la pared de una gigante ola. Es natural que surja el miedo, que te sientas incapaz, que te caigas de la tabla y que tengas que volver a empezar. Si, empezar a remar de nuevo hasta llegar al pico de las olas y esperar una buena ola. Cuando llegues, deja de remar y colocate en posición erguida, listo para deslizarte sobre tu ola. Dios te capacitará para hacer todas las maniobras que se requieren para mantenerte firme en la pared que se ha levantado, no importa cuan alta sea o que forma tome. Finalmente te ayudará a salir del interior del tubo que se ha creado alrededor de ti al romper la ola.

Si estas en espera de algo espectacular de parte de Dios para tu vida, recuerda que eso es probable que no llegue sin que tengas que atravesar una gran dificultad. Entonces así como el surfista, cuando te pregunten que haces, dile: Aquí, esperando una buena ola.

Por favor, mientras esperas, dejame tu comentario.

 

One thought on “Aquí, esperando una buena ola.

  1. Algunas Veces me eh preguntado si adonde me encuentro hoy es el todo de mi llamado en Dios , y aunque estoy feliz por lo que Dios ha hecho se que hay mas , Porque Cosas que ojo no vio ni oído a escuchado son las que Dios ha preparado para mi , Así que mientras espero me capacitare y ejercitare y “Esperare una buena ola”

Leave a Reply

%d bloggers like this: